Seleccionar página

LAS ORGANIZADORAS DE BODA NO LLEVAMOS TACONES

Existe un gran desconocimiento sobre qué es una Organizadora de Bodas o Wedding Planner y a qué se dedica. Quizás esto se deba en parte al flaco favor que nos ha hecho el canal Divinity y sus súper bodas o Jennifer López y sus tacones kilométricos en “Planes de Boda”

No, las Wedding Planners no llevamos tacones. Y no porque no nos gusten, que nos encantan, sino porque nos impedirían realizar nuestro trabajo. Solemos llevar calzado bastante cómodo que nos permita movernos con agilidad durante todo el evento.

Tampoco vestimos alta costura ni tocados de plumas. Procuramos ser elegantes y discretas porque el día de la boda son los novios y sus invitados quienes deben lucirse y no nosotras. Nosotras estamos trabajando.

¿Y QUÉ ES LO QUE HACE REALMENTE UNA WEDDING PLANNER?

Una boda es la suma de muchos proveedores trabajando en completa sintonía. Si esta coordinación no se produce, la boda no tendrá el éxito deseado. Eso no significa que una boda sin Organizadora vaya a salir mal, en absoluto, pero sí existe una gran diferencia entre una boda coordinada por profesionales y otra que no lo está. Si pudiéramos compararlo en tiempo real sería muy fácil entenderlo y no habría la menor duda a la hora de elegir si contratar o no una profesional de la organización para nuestra boda.

Pero como esto no es posible creo que es muy importante explicar bien a nuestras parejas qué es lo que hacemos y para qué sirve.

Nos encargamos de gestionar la búsqueda de ubicaciones para la boda, proporcionar proveedores serios y de confianza a los novios en cualquiera de los sectores que se necesiten, realizamos el diseño de la boda, negociamos precios y condiciones obteniendo en la mayoría de los casos un gran ahorro a nuestras parejas, damos ideas y sugerencias, preparamos el Timing de la boda, ayudamos a organizar las mesas, solucionamos cualquier imprevisto que surja y un millón de cosas más.

Desayuno de trabajo en el despacho

Un día cualquiera de trabajo para una Wedding Planner

¿CUÁNDO ES NECESARIO CONTRATAR UNA WEDDING PLANNER?

Vivimos en un mundo que va muy rápido y no nos deja tiempo para prácticamente nada: el trabajo, los estudios, la casa, los niños (hoy en día ya muchas parejas que se casan los tienen)…

Organizar una boda para algunas parejas, depende solo de ellos pero en otros casos debido a la situación laboral, se hace imprescindible contar con nuestros servicios. Estas parejas no pueden dedicar 12 horas semanales como mínimo para hacer por su cuenta todo el trabajo; tiempo que se irá incrementando al acercarse la fecha de la boda.

También podrán necesitar ayuda aquellos que inviten a más de 100 personas, o decidan realizar la boda en su propia casa, un lugar que no cuenta con servicio de celebración de eventos o un sitio al que es preciso viajar.

Solicitar los servicios de una profesional para la organización de la misma es un tema considerado de lujo para la mayoría, pero nada más lejos de la realidad…

Si te encuentras dentro de alguno de estos casos es el momento de contactar con nosotras. Consulta, no prejuzgues, ya que trabajamos con diferentes tarifas y es muy posible que encuentres una que cubra tus necesidades y te encaje a la perfección.

Novia estresada por los preparativos de su boda

No te vuelvas loca con tu boda, contrata los servicios de una Wedding Planner

¿UNA AMIGA, UNA PSICÓLOGA O UNA PROFESIONAL?

Otro de los mitos y leyendas sobre esta profesión es la de que una Wedding Planner es una amiga/psicóloga. Esto depende mucho de la persona. Cada Organizadora tiene una implicación emocional distinta y, aunque en mi caso concreto es así, no siempre tiene por qué serlo. Depende de la forma de ser de cada una. Y es muy importante que, a pesar de la implicación emocional, sepamos separar la profesionalidad en cada momento para poder desempeñar nuestro trabajo correctamente.

Debo reconocer que para mí sí es tremendamente importante el apoyo moral a mis novi@s en cada momento y no puedo evitar ponerme triste cuando se casan porque sé que ya no las voy a ver tan a menudo pero es una gran satisfacción para mí saber que hemos participado de algún modo en su felicidad.

Esta profesión es tremendamente emocional. Participamos en los preparativos de uno de los días más importantes de una pareja y debemos tener esto muy presente a cada paso. Para nosotras es de vital importancia que los novios disfruten del proceso y sientan la tranquilidad de tener a grandes profesionales dándoles soporte a cada paso del camino. Esto hace que disfruten de todos los pequeños y grandes momentos que vivimos preparando su boda.

La implicación emocional es inevitable

Sincero cariño entre la Wedding Planner y los novios

¿CÓMO ELEGIR A MI WEDDING PLANNER?

“Tengo una amiga que se casó el año pasado y me va a ayudar a organizar mi boda…”

“He visto en un grupo de Facebook una chica que organiza bodas por 100 €…”

“He quedado con la organizadora de mi boda en una cafetería…”

¡Cuidado! Desconfiad de este tipo de “organizadoras”. Pedid referencias, buscad información, entrad en sus páginas web, visitad sus despachos, hablad con ellas y después tomad decisiones sobre cuál es la agencia que más se ajusta a vuestras expectativas y presupuesto.

Hay grandísimas profesionales del sector de la Organización en España y en concreto en Alicante contamos con muchas muy buenas, por supuesto podéis contar con Grupo Bambú. ¡No os conforméis con menos!

Un día de reuniones en el despacho

Un día normal para una Wedding Planner

GRANDES REFERENTES

Lo primero que hace una pareja de EEUU o de UK es contratar una Wedding Planner. Para ellos es de vital importancia esta figura y ni siquiera se lo plantean. Es el primer proveedor que contratan.

Hay muchas agencias organizadoras y muy buenas pero hoy quiero destacar dos:

Sarah Haywood en EEUU y Kristin Banta en UK.

Marisa Martínez Experta en Organización y Planificación de Eventos y Protocolo Ceremonial (Maestra de Ceremonias) titulada por la Escuela Superior de Protocolo de Barcelona y Experta en Decoración Floral. Con una trayectoria profesional de más de 13 años le encanta oficiar bodas y hacer ramos de novia. Sus hobbies incluyen la lectura, la escritura y la decoración floral.