Boda de Julia y Alejo

Una romántica boda frente al mar que reflejó en todos los detalles la dulzura de la novia.

Los tonos rosas empolvados y el blanco puro fueron los colores elegidos para la decoración del evento y combinaron perfectamente con el vestido vaporoso y de escote corazón que vestía la novia.

La ceremonia, en todo momento muy emotiva, y envuelta con las notas de los instrumentos de cuerda, siempre cálidos y evocadores logró que la novia no pudiera reprimir las lágrimas. La música en directo siempre resulta fantástica. Marisa Martínez, Directora de Eventos Sociales, ofició la ceremonia y sus palabras emocionaron a todos los invitados.

El salón de banquetes se decoró con copas Wendy sobre espejos, a rebosar de hortensias con tintes rosados y Eustomas blancos.

El Seating Plan en estilo romántico vintage con flores rosa sweet tuvo una doble función. En él se colocaron los detalles de la boda, pequeñas macetas de flores silvestres coloreadas adornadas con tela de arpillera y etiquetas con el diseño elegido para la boda. Las flores silvestres nos recuerdan a la inocencia de los prados, a la sencillez y la naturalidad, a la dulce armonía de la naturaleza. Y con estos valores se creó también el ramo de la novia, que destacó por su sencillez y elegancia.

Gracias a CreativeArt por sus bellas imágenes.

Compártelo si te ha gustado...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest