Boda de Sandy y José

Una boda inolvidable, llena de detalles, a veces imperceptibles pero que marcaron la diferencia y consiguieron un resultado formidable.

Las hortensias blancas, llenas de pureza, fueron el punto de partida del diseño de las invitaciones, y su volumen predominó en la maravillosa decoración floral.

En la Iglesia de Santa María, la más antigua de la ciudad, los arcos ojivales iluminados por el sol del Mediterráneo dieron la bienvenida a Sandy y José. La alfombra roja bordeada por cestos rústicos llenos de hortensias les guio hasta el altar, espléndidamente adornado al estilo rococó.

Tras la ceremonia, los Jardines de Abril esperaban a los invitados jalonados por la misma flor. El Seating Plan, elegante y de estilo rústico se coordinó con las invitaciones de boda y se adornó con escaleras de madera vintage.

Elegancia y calidez fueron las máximas para la decoración de las mesas. Las servilletas en lino beige se recogieron con un atado de yute con flores y el sello personal de los novios. Los detalles de boda se colocaron sobre las mesas, en cuyo centro destacaban cajas de madera vintage rebosantes de flores silvestres.

El ramo de novia estaba compuesto por maravillosas rosas David Austin, que recuerdan a las rosas primeras, las auténticas rosas cultivadas en Europa, manteniendo su aroma y aspecto retro. Astilbes de color rosa empolvado daban vistosidad con sus penachos y las hortensias blancas recordaban con su dulzura la razón de estar allí, un enlace con personalidad y estilo.

Gracias a CLAROOSCURO y a CREATIVEART por sus maravillosas fotografías.

Compártelo si te ha gustado...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest